Archivos por Etiqueta: mantenimiento

Mantenimiento del material

Estos son algunos de los puntos que deberíamos tener en cuenta siempre para mantener nuestro arco a punto. Algunos son realmente importantes y no deberíamos descuidarlos nunca. Otros son simplemente de sentido común, pero que nunca está de más recordarlo.

Normas Generales:

  • Nunca se hacen sueltas en vacío. Es decir, nunca tenses y sueltes el arco sin flecha.
  • No sometas a tu arco y sobretodo tus palas a calor extremo, ni lo dejes prolongados espacios de tiempo al sol. Si estás en un entrenamiento o en una competición, tal vez sea conveniente que lo tapes con una toalla o similar.
  • Utiliza siempre montador para poner la cuerda.
  • Cuando no lo utilicemos, guardaremos el arco desmontado en su maleta o mochila.
  • Cuando se moje el arco lo secaremos con un paño o gamuza que no raye.
  • Guarda el arco y sus complementos de tal manera que no sufra golpes ni se rocen entre ellos.

Palas:

  • Revisa los tips y el alojamiento de las cuerdas, deben estar en perfectas condiciones. No deben tener ninguna rebaba o astilla que pueda cortar la cuerda. No deben tener golpes y deben estar perfectamente pegados.
  • El laminado de las palas no se puede separar.
  • Observa que no se retuerza la pala.
  • La zona de anclaje de las pala en el cuerpo debe estar en buenas condiciones y no tener elementos extraños.

Cuerpo:

  • Sin fisuras ni marcas graves de golpes.
  • Sin tornillos sueltos.
  • Que los elementos roscados o pegados al arco estén firmemente sujetos.
  • Para proteger los cuerpos de madera, un método sencillo es encerarlo con cera de Ebanista, esto lo protegerá de la humedad y de algún rayazo.

Cuerda:

  • No puede que estar deshilachadas.
  • El forro de gazas y centro ha de estar apretado y en buenas condiciones y si se deshace o se deshilacha, deberá retirarse entero y sustituirse.
  • Tenemos que darle las vueltas necesarias a la cuerda para mantener el fistmelle de nuestro arco.
  • La cuerda debe estar siempre bien encerada. esto la protegerá de la humedad y la mantendrá siempre en buen estado y sin deshilacharse.
  • Cuando desencordemos el arco guardaremos la cuerda de tal manera que no pierda las vueltas o perderemos también el fistmelle de nuestro arco.
  • No acercaremos objetos cortantes a la cuerda, sobretodo, si el arco está tenso.
  • Debemos tener cuidado con la arena o tierra en las cuerdas, se introducen en los hilos y las desgastan por fricción.

Flecha:

  • Deben tener un calibre y un peso acorde a la potencia real que le sacamos al arco y a nuestra apertura.
  • Los culatines tienen que estar en perfecto estado y pinzar bien la cuerda o podemos provocar una suelta en vacío.
  • Las flechas no pueden estar rotas ni astilladas. Cuando una flecha se escape de la diana o choque contra algún objeto duro, nos aseguraremos de su integridad pero siempre con el máximo cuidado con las flechas de carbono. Las astillas del carbono son muy difíciles de sacar de la piel.
  • Deben estar cortadas adaptadas a nuestra apertura.
  • Las plumas deben estar bien pegadas y en buenas condiciones. Si alguna pluma no lo cumple, deberá ser sustituida.
Anuncios