Regulación del arco: Regulación con flecha

La técnica en el tiro con arco es fundamental. Sin una buena técnica que nos permita realizar siempre el mismo tiro una vez tras otra, toda mejora en el material de arquería será prácticamente inútil. La técnica nos permite adoptar una postura correcta, un anclaje firme, una apertura regular o una buena suelta, pero ¿qué ocurre cuando todas estas cosas ya las dominamos y queremos ir más allá? Cuando eso sucede, debemos empezar a prestar atención a nuestro material, y para ello empezaremos por las flechas.

Las flechas desnudas (sin plumas) y más concretamente, su clavada en el parapeto, con respecto a las emplumadas nos permite corregir esos pequeños o grandes defectos de elección de tipo de flecha, calibre, pluma, peso en punta…, es decir, todas aquellas variables que intervienen en la elección de una flecha.

En su día ya se habló de cómo escoger los vástagos para nuestras flechas. Hoy veremos cómo verificar si el Spin seleccionado es el que más nos conviene y cómo mejorar el comportamiento de nuestra flecha para conseguir un vuelo preciso.

Supongamos que nuestras flechas, seleccionadas mediante las tablas del fabricante, ya han sido emplumadas y hacemos unas agrupaciones medianamente aceptables. El siguiente paso consistirá en tirar grupos de 4 o 6 flechas, de las cuales 2 han de ser desnudas. Antes de lanzarlas tenemos que acordarnos de compensar el peso de las plumas poniendo cinta aislante en la parte trasera de las flechas desnudas de tal manera que equilibremos el peso trasero de forma homogénea en ambos grupos de flechas.

Apuntando siempre al mismo sitio, a una distancia de entre 12 y 18 metros, podemos obtener los siguientes resultados:

 

 EnfALTO  enfbajo
 RIGIDA
 FLEX

 

Esto nos permite saber si nuestras flechas son demasiado rígidas, flexibles o si nuestro culatín está alto o bajo. Ahora se trata de hacer las correcciones oportunas en nuestro equipo para lograr el ajuste óptimo.

Algunas posibilidades de dichas correcciones son:

Para una Flecha rígida:

  • Para una flecha muy rígida: utilizar un tubo con un spin más flexible.
  • Con el mismo spin utilizado para la prueba, utilizar un tubo más largo.
  • Con el mismo spin utilizado para la prueba, añadir peso en punta.
  • Con el mismo spin utilizado para la prueba, reducir los hilos de la cuerda.
  • En los arco con botón de presión: podemos darle menos presión al botón.
  • En arcos que nos permitan un ajuste de la potencia, podemos subirla ligeramente, probando con 1/8 de vuelta cada vez hasta que consigamos un ajuste óptimo.

Para una Flecha Blanda:

  • Si nos queda muy blanda, utilizar una flecha con un spin más rígido.
  • Con el mismo spin utilizado para la prueba, acortar el tubo en 1/4” cada vez, pero recordando no bajarlo menos de nuestro tamaño de flecha mínimo, la seguridad es lo primero.
  • Con el mismo spin utilizado para la prueba, disminuir peso de punta.
  • Con el mismo spin utilizado para la prueba, aumentar los hilos de la cuerda.
  • Con el mismo spin utilizado para la prueba, añadir peso al culatín.
  • Con el mismo spin utilizado para la prueba, aumentar presión del botón.

NOTA IMPORTANTE: Las indicaciones aquí mostradas, son siempre basadas en un arquero olímpico diestro. En caso de tratarse de un arquero zurdo debemos invertir la lateralidad de las gráficas de clavada de flechas.

Anuncios

Comments are closed.